Reseña histórica


En 1960, nació el Liceo Francisco Restrepo Molina, como obra social educativa de la Parroquia de Santa  Gertrudis, en respuesta a la creciente demanda educativa en un Municipio que como Envigado, empezaba a sufrir un acelerado desarrollo y crecimiento poblacional. En ese momento la Parroquia era orientada por el Padre Pablo Villegas López y su coadjutor, el Padre Eugenio Villegas Giraldo, quien fue su primer Rector.   


Santa Gertrudis es una Parroquia ya bicentenaria, que entendió la necesidad de evangelizar educando y de educar evangelizando, es decir, comprendió que debía valerse de todos los medios posibles para servir a Dios, la Iglesia y los envigadeños. Por eso emprendió esta obra, a la  cual se dio el nombre de un esclarecido servidor de la comunidad y médico ilustre, el Doctor Francisco Restrepo Molina, testimonio elocuente de que el hombre nuevo del Evangelio se manifiesta en el servicio a sus hermanos.   


Empezó como una obra pequeña, con sólo 255 estudiantes y 10 profesores, bajo los auspicios de alguna empresa privada; con mucho sacrificio y tesón logró pronto la aprobación de su plan de estudios y la creación paralela de un instituto femenino que fue posteriormente anexado a nuestro Liceo. Aunque tuvo que hacerse de la nada en su aspecto locativo, desde el principio contó con la generosidad de familias y personas comprometidas con la tarea educativa.   


Mucho ha ocurrido desde aquellos primeros años que, al pasar, han sido testigos de la transformación de una semilla pequeña en un gran árbol, a cuyo crecimiento han contribuido sacerdotes, religiosas y laicos desde diferentes ámbitos. Es por eso que inolvidables sacerdotes, maestros, directivos, empleados y trabajadores,  han dejado preciosas huellas a su paso por nuestra institución.   


Ha sido propósito permanente de la actual administración, conservándonos como la opción educativa más económica del Municipio, promover el mejoramiento físico, la creación de ambientes que favorezcan el aprendizaje, la aplicación eficaz de los nuevos lineamientos pedagógicos, legales y eclesiales en nuestro P.E.I. (Proyecto Educativo Institucional), la vinculación activa de las familias y la hermandad con otras instituciones educativas, comunitarias y eclesiásticas.   


Desde el año 2004 y con la idea de alcanzar la excelencia, se inició la implementación del Sistema de Gestión de la Calidad, logrando la certificación bajo la Norma ISO 9001: 2000 en junio del año 2006, en mayo de 2012 y nuevamente el 2015, se renovó el certificado bajo la norma NTC-ISO 9001-2008, certificado que es aplicable a las siguientes actividades: Diseño y prestación del servicio educativo formal en los niveles de preescolar, básica primaria, básica secundaria y media académica. En el año 2018 nuevamente se renovará el certificado bajo la norma ISO 9001 versión 2015.      


La institución a partir de septiembre del año 2016 empezó a pertenecer a la Fundación Arquidiócesana de Educación que reúne a los colegios arquidiocesanos en el Valle de Aburra,  esto nos permitirá  hacer un trabajo mancomunado con el objetivo de unificar criterios en torno a lo pedagógico, económico y en la formación en valores.   


La población estudiantil admitida para cursar estudios en el Liceo Francisco Restrepo Molina presenta unas características claras que detallaremos a continuación.  Son estudiantes que ingresan a la Institución a los diferentes grados, ciclos y niveles, desde transición hasta el grado undécimo, con edades que oscilan entre los 5 y 17 años aproximadamente.   


En el año 2017 se cuenta con una población de 916 estudiantes de los cuales 205 son nuevos y reingreso 10, en jornada completa, distribuidos así:    
 - Niveles de Preescolar, Básica Primaria, Básica Secundaria y Media Académica, con un 58% de hombres y 42% de mujeres.   
 - La jornada escolar transcurre según el siguiente horario: Transición   16 Estudiantes de 7:00 a.m. a 12:00 m.  Básica Primaria  252 Estudiantes de 6:30 a.m. a 1:45 p.m.  Básica Secundaria 362 Estudiantes de 6:30 a.m. a 2:45 p.m.  Media Académica  280 Estudiantes de 6:30 a.m. a 2:45 p.m.   
 - 51 Promociones de bachilleres académicos. El presente año 2017, tendrá lugar la promoción número 52 - 157 Bachilleres para el año 2017.   
 - Nuestras familias se encuentran clasificadas según el estrato socio económico, de la siguiente manera: (actualizado en abril del 2017) Estrato 1  0,0% Estrato 2 10,4% Estrato 3 54,8% Estrato 4 28,7% Estrato 5 5,9% Estrato 6 1,2% 
 - Atendemos estudiantes de diferentes puntos del Valle de Aburra (actualizado en abril del 2017) Envigado 83, 9%, Caldas  0, 1%, Medellín  2, 7%, La Estrella  0, 6%, Sabaneta  7, 4%, Itagüí  5, 0%, Otros 0, 3% .  


El Plan de Estudios está implementado con 35 horas semanales en la Básica Secundaria y Media Académica, 30 horas en la Básica Primaria y 25 en Preescolar.   


En la actualidad se tienen 27 grupos, atendidos por una planta de 61 empleados de los cuales 35 son docentes, 3 directivos, 6 administrativos, 2 personal de apoyo, 2 instructores de actividades de extensión cultural y 2 del club de Ingles, 9 de servicios generales, 2 aprendices.   


Como apoyo y complemento al proceso curricular están los grupos de extensión cultural y este año 2017 se retomó nuevamente las actividades de extensión deportivas (patinaje) En estas actividades se matricularon aproximadamente 94 estudiantes, que son dirigidos por 3 instructores.   


Como seguimiento y comprobación de la calidad de los procesos contamos con mecanismos externos como son los resultados PRUEBAS SABER 3°, 5°, 9° y 11°. El Liceo Francisco Restrepo Molina se ubicó en el nivel A+ en la prueba SABER 11. Esto nos permitió ubicarnos en el nivel 10 para clasificación de costos educativos año 2017 de acuerdo a la resolución 6848 del 10 de Noviembre de 2016 de la Secretaria de Educación y Cultura del Municipio de Envigado.


El Liceo se encuentra ubicado en el régimen de Libertad Regulada, lo cual incrementa la credibilidad y confiabilidad de nuestros procesos y acciones tendientes al mejoramiento continuo, no solo del Sistema de Gestión de Calidad, sino del entorno y de la comunidad que nos rodea.   
Los padres de familia  escogen el Liceo Francisco Restrepo Molina para que sea la Institución educativa que forma a sus hijos, en primera instancia por la alta exigencia académica y comportamental que éste ofrece; es bien sabido por la sociedad Envigadeña el excelente nivel académico y comportamental que presenta el Liceo, situación que se puede comprobar en los buenos resultados obtenidos año tras año en las pruebas de Estado y en el ingreso de un buen número de estudiantes egresados a las diferentes universidades públicas y privadas del área metropolitana.   


En segunda instancia, según la encuesta realizada en el momento de la entrevista para la admisión de los estudiantes, es la formación moral y  en valores, preocupación primordial de nuestra institución, la cual busca, ante todo, formar al hombre nuevo capaz de transformar la sociedad desde los valores para una mejor convivencia.   Igualmente, los padres de familia deciden ingresar a sus hijos por referencias y por su amplia trayectoria educativa, reconocida no solo a nivel municipal, sino departamental y nacional; además por constituirse en una Institución tradicional para la sociedad envigadeña formadora de muchos de sus ciudadanos.    


Seguidamente los padres de familia escogen el Liceo por ser una Institución privada católica, característica que aporta el elemento religioso, tan fundamental en la formación integral del ser humano.  La Institución por pertenecer a la Parroquia central del municipio de Envigado, ofrece una sólida formación religiosa que prepara al estudiante para asumir una actitud diferente ante la vida, basada en las enseñanzas de Jesucristo. Se destaca también entre los aspectos por los cuales los padres de familia deciden matricular a sus hijos en el Liceo, sus actividades extracurriculares, el calor humano y profesionalismo de los profesores y por  su ubicación.   


Observamos entonces como las expectativas de padres de familia, se pueden ver claramente reflejadas en el currículo diseñado precisamente para esa formación integral de los estudiantes, en la cual es necesaria una excelente formación académica y comportamental, una excelente formación en valores humano cristianos, un acompañamiento de profesores y directivos y todas aquellas actividades extracurriculares que refuercen dicha formación.     


De igual manera, los padres de familia no solo esperan los aspectos anteriormente mencionados, sino que están dispuestos a comprometerse con esa formación integral que esperan y que se ve reflejada claramente en el Currículo, para ello en su mayoría se comprometen a un acompañamiento, responsabilidad y compromiso decididos en todo lo que tenga que ver con sus hijos, lo que se traduce en un apoyo incondicional a los procesos emprendidos por la institución para dar buena marcha al currículo basado en las mismas necesidades de padres y estudiantes, además del compromiso de asistir a reuniones y participación en eventos institucionales y la responsabilidad económica adquirida al matricular el estudiante a la Institución. Fundamental también el hecho de que estén dispuestos a asumir las normas establecidas por el Liceo precisamente para que ese currículo pueda tener unos resultados óptimos.   


Por su parte los estudiantes esperan del Liceo principalmente una formación integral, seguido por una exigencia académica y comportamental.  Son conscientes de la necesidad  de adquirir responsabilidades y valores necesarios para que se pueda dar esa formación integral y de esta manera hacer parte activa del desarrollo del currículo.  Esperan los estudiantes una buena formación espiritual y moral que aporten a su educación integral y los prepare efectivamente para su futuro.  Entre otros aspectos esperados por ellos están el sentirse bien en la institución, acogidos, respetados, comprendidos, poder socializar y abrirse más a otras personas.  Todos estos aspectos se ven posibilitados en el currículo, diseñado precisamente para poder llenar estas expectativas y partiendo de esas necesidades detectadas desde los estudiantes mismos.   


Es importante resaltar como los propósitos planteados desde la Alta Dirección (Dirección General y Rectoría) y gestionados por nuestros procesos del S.G.C. han logrado satisfacer las necesidades y expectativas de nuestros clientes (alumnos y padres de familia), impulsándonos a implementar acciones preventivas, correctivas y de mejora que apuntan cada día al mejoramiento continuo.   

Contacto

+57 (4) 332 85 85

lfrm@une.net.co

Cronograma

Ubicación